SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA PEÑA DE FRANCIA

EL NOMBRE DE PEÑA DE FRANCIA

Es anterior al descubrimiento de la imagen de la Virgen. Se debe con toda probabilidad a la presencia de una colonia de franceses que repobló esta comarca en la Edad Media después de ser recuperada a los moros. Ellos esconderían en lo alto de la Peña la imagen, con motivo de las incursiones que en el siglo XII hicieron los sarracenos por esta región.

La imagen fue descubierta el 19 de mayo de 1434 por un francés, llamado Simón Vela. Se dice que diez años antes había anunciado el descubrimiento una doncella santa de Sequeros.

En el siglo XIX, con la invasión francesa y luego con la expulsión de las órdenes religiosas, el santuario quedó algún tiempo abandonado y sufrió un expolio completo. El 17 de agosto de 1872 fue robada la imagen, y devuelta -bajo secreto de confesión- el 18 de diciembre de 1889. La imagen se encontraba sumamente deteriorada; por eso en 1890 se hizo una nueva, que es la que actualmente se venera y guarda en su interior los restos de la primitiva. La imagen de la Virgen fue canónicamente coronada el 4 de junio de 1952 en la Plaza Mayor de Salamanca.

IGLESIA

Escalinata y portada neoclásica del siglo XVII Interior gótico del siglo xv. El presbiterio es la ermita construida por Simón Vela. La imagen de la Virgen descansa sobre la roca más alta de la montaña. Los relieves del presbiterio son modernos y representan a la izquierda, el anuncio del descubrimiento de la imagen, el descubrimiento y aspectos de la proyección espiritual del santuario; a la derecha, el rey don Juan II haciendo entrega del santuario a los dominicos, diversos peregrinos con sus ofrendas, y la solemne coronación de la imagen.

CONVENTO Y PLAZA

La puerta principal del convento, en ojiva, es del siglo XV. En el interior, frente a la puerta, el pozo verde, también del siglo xv, con bóveda del XVIII; el reflejo de la luz le da ese curioso color verde.

La plaza en su estructura actual es del siglo XVIII. En el centro está el rollo, del siglo XVI, símbolo de autoridad civil del Prior del santuario sobre los términos de la montaña; tiene grabados el escudo de Castilla y León, el de la orden dominicana, un jarrón con azucenas -símbolo de la Virgen- y un reo con soga al cuello y en los pies, que simboliza el poder judicial del señor de La Peña.

CAPILLA DE LA BLANCA

AI final de los porches. Es del siglo XVI. Está construida sobre la cueva donde fue hallada la imagen de la Virgen. En el interior un relieve antiguo representa el descubrimiento de la imagen; otros dos modernos representan un milagro de la Virgen de la Peña que motivó el que se la declarase patrona de los plateros, y el robo y restitución de su imagen.

Junto a la puerta, a la derecha, se desciende a la cripta, con una capillita y la gruta donde estuvo escondida la imagen.

OTRAS CAPILLAS

Junto a la esquina noroccidental del santuario, la capilla de San Andrés, y más alejada, junto al promontorio que preside la cruz del peregrino, la capilla del Santo Cristo. Señalan los lugares donde se encontraron las respectivas imágenes.

LA FUENTE BUITRERA

Es también estación obligada en la visita a la Peña, por el excelente sabor y frescura de su agua. Se encuentra en la vertiente nor-occidental de la montaña, no lejos de la cumbre y muy cerca de la carretera.