SIERRA DE FRANCIA

No nos equivocaremos al afirmar que se encuentra el viajero en uno de los lugares más renombrados y de mayor tradición turística de toda Salamanca.

Un medio natural montañoso, nutrido de valles cubiertos de bosques y recorridos por numerosas corrientes fluviales, favorece la elevada calidad medioambiental de la comarca que le ha valido su protección como Espacio Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia.

Los pueblos presentan una valiosa arquitectura popular, sirviendo de singular escenario a fiestas, costumbres y tradiciones ancestrales de gran riqueza y plasticidad.

La mesa se nutre de exquisitos guisos y asados y la artesanía se diversifica para completar un conjunto armónico que indudablemente sorprenderá al visitante.

PEÑA DE FRANCIA

La cumbre de la Peña de Francia, con su monasterio dedicado a la Virgen de esta advocación, te servirá de excelente mirador natural desde donde contemplar toda la comarca, otras vecinas y parte de las tierras cacereñas.

Desde allí reconocerás numerosas localidades que merecen una pausada visita. Los conjuntos históricos de Mogarraz, San Martín del Castañar, Sequeros, Miranda del Castañar o La Alberca pueden servir de comienzo a la andadura que podrá continuar descendiendo hasta el arqueológico Valle de Las Batuecas o hasta el del río Alagón. Si remontas este último accederás hasta las sierras más septentrionales cercanas a Linares de Riofrío y a la villa medieval de Monleón.

SENDERISMO

Si eres amigo del paseo encontrarás sobradas oportunidades para ello que te llevarán, por entre umbríos bosques, hasta antiguas minas de oro, como las de El Cabaco, a recorrer senderos señalizados (GR-10, Ruta del Alagón) o a disfrutar de las innumerables trochas y veredas que unían las distintas localidades que salpican este espacio privilegiado.